Sala de caterings

SALA_DE_CÁTERING_copia.jpg


Esta habitación, 7 x 11 m, al contrario de las del resto de esta planta, no guarda ningún interés arquitectónico ya que, debido a su anterior utilización, se encontraba en muy mal estado de conservación y solo se han podido restaurar los suelos, de mármol gris con un diseño romboidal con cuadrados oscuros en los vértices y cenefa lisa del mismo color circundándolo.

El resto es nueva factura, ya que durante años fue utilizada como cocina y las paredes y techos, sin apenas ornamentación original, estaban sucias y deterioradas. Es por eso que Patrimonio permitió pintarlos de estuco, al estilo del resto de la construcción, y en el caso de la cubierta, conservar las primigenias vigas vistas, una vez curadas y barnizadas.

El mobiliario actual, dada su nueva utilización como sala para terminar la elaboración de los caterings que se sirven en las salas de esa planta, está compuesto por encimeras de acero inoxidable y diversos utensilios a tal efecto: planchas, cocinas de gas, vitrocerámicas, hornos, microondas y electrodomésticos imprescindibles en el remate final de los platos, así como frigoríficos, lavaplatos y pilas con agua corriente. Una gran isla de acero inoxidable en el centro, para el emplatado, completa el mobiliario. Cabe destacar la instalación de un montaplatos en la esquina de las paredes este y sur, que da acceso directo a las cocinas generales instaladas en el primer sótano.