Los secundarios

Adela, alias «la Bicha» y exnovia de Mario

Mario y Adela se conocen de toda la vida. Ella es la hija del director financiero y socio minoritario del estudio de arquitectura del padre de él. Pero lo que Mario no sabe, cuando empieza a salir con ella, es que está mentalmente inestable; tiene un grave trastorno psicótico diagnosticado por los médicos, motivo por el cual ellos rompieron su noviazgo seis años atrás.

Pero Adela ha vuelto ahora a aparecer en la vida de Mario y viene dispuesta a todo con tal de recuperarlo. 

Promesas de sal y limón
Josemari, el empleado de Cam en el Brodie's

Trabaja con Cam desde hace diez años, cuando este abrió el Brodie's. Con el tiempo, se ha convertido más en un amigo que en un empleado. De trato afable y respetuoso con la clientela,  Cam no duda en apoyarse en él cuando lo necesita.

Tal y como lo soñé
Malcom Brodie

Malcom Brodie es un reputado profesor de la Univesidad de Edimburgo, especialista en Historia Medieval. Es por eso que ha sido invitado por la Asociación Escocesa de Cazadores de Mitos Antiguos, como ponente estrella para dar una conferencia sobre la Atlántida.

Lo que no espera Malcom es que allí va a reencontrarse con su pasado y con un hecho que ha marcado su existencia desde hace más de treinta años.

Tal y como lo soñé
Don Ramón Quesada, V duque de Holguín

Don Ramón de Quesada y Sotogrande es el quinto duque de Holguín, el abuelo de doña Fina. Nacido en 1882 y muerto en 1960, era un ilustrado de su tiempo y un gran amante de la ciencias esotéricas. Su fantasma aún pulula por Los Tulipanes y está empeñado en que Gabriela encuentre algo en su biblioteca. Y será mejor que ella lo encuentre pronto, porque mientras no aparezca, ni él ni su personal de servicio podrán trascender al Otro Plano y harán imposible la vida de las chicas y de los clientes del hotel.

De puntillas y a destiempo
Hernández, el mayordomo 

Lorenzo Hernández es el fiel mayordomo del V duque de Holguín; un hombre –o mejor dicho, un fantasma– que, aunque está atado a su empleador por un conjuro, no lo necesitaría para permanecer en Los Tulipanes ya que está convencido de que quedarse junto a  Su Excelencia es su obligación. Y también la del resto del personal, por eso los lleva a todos con mano dura, para que no se desmanden y quieran trascender.

De puntillas y a destiempo
Vicenta, la doncella

Vicenta Fabra es la doncella principal y la única que, como espectro, tiene la suficiente fuerza para relacionarse con Gabriela. A ella le gustaría poder irse ya de Los Tulipanes, pero no se atreve a desafiar el conjuro de don Ramón, por mucho que Gabriela intenta convencerla de que sería lo mejor para ella y el resto de sus compañeros.

De puntillas y a destiempo
Federico Gamero

El doctor Gamero es el director de la delegación gaditana de Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico y, por lo tanto, el responsable de salvaguardar, inventariar y mantener las obras de arte que guarda en su interior el Hotel-Palacio Los Tulipanes. Pero, además, años atrás  y por una casualidad de la vida, durante su etapa de profesor universitario fue el director de tesis doctoral de Ewan Forbes, lo que vendrá muy bien al historiador escocés para alcanzar sus intereses.

De puntillas y a destiempo
Margarita Tizón

Margarita es doctora, compañera de Javier Santos en el ambulatorio de El Olivillo. Es una mujer simpática, maternal y muy empática, tanto con sus compañeros como con sus pacientes. Trata a Javier como a un hijo, y no duda ni un instante en tomarle el pelo.

Al calor de tus brazos
Antonio Gaucín

Antonio Gaucín es natural de Grazalema. Conocido del difunto padre de Javier, es el propietario de distintas parcelas y terrenos disponibles y en donde Javier está interesado en ubicar la futura  consulta clínica que desea abrir en el pueblo.

Al calor de tus brazos
Suscríbete a nuestra newsletter

© 2020 by El Club de los Tulipanes.

  • El club de las Tulipanes
  • El club de las tulipanes
  • El club de las tulipanes