Cam

Aunque nacido en las Tierras Altas escocesas, Cameron Brodie es gaditano de corazón. 

Cam, como lo llaman sus amigos, es un hombre extrovertido, observador, alegre y muy trabajador, de gustos sencillos y al que le agrada vestir de manera informal.  

Llegó a Cádiz hace dieciséis años, procedente de Inverness. Fue un profesor de la academia de español a la que asistía quien despertó en él el interés por esta tierra y sus gentes. Al morir su madre, cuando él contaba con veintidós años, abandonó aquella fría ciudad del norte de Escocia y se vino buscando la luz que tanto había conocido y admirado en un poster que su profesor tenía colgado en una pared del aula.

Desde hace diez años, posee un pub escocés, el Brodie’s, en una céntrica y muy bien ubicada plaza de la capital, la plaza

de Candelaria, y ha logrado hacerse con una fiel clientela que se acerca allí en busca de una buena cerveza y un sitio acogedor donde poder ver algún evento deportivo o charlar con los amigos. Con él trabaja Josemari, un hombre alegre y simpático al que conoció cuando estaba buscado dependientes que lo ayudaran a atender el pub. Desde entonces, Josemari se ha convertido más en un amigo que en un empleado.

A pesar del paso del tiempo, aún conserva una buena amistad con Ewan Forbes, un antiguo amigo de instituto que, por azares del destino, acabó como asesor técnico de gestión de fondos documentales, gráficos y bibliográficos del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico en Sevilla. y al que se encontró de manera casual en una visita a la capital andaluza cuando se vino a vivir a España. Es Ewan quien le pide que encuentre un lugar en Cádiz en donde poder celebrar la reunión anual de la Asociación Escocesa de Buscadores de Mitos Antiguos, de la que es secretario. Accederá de inmediato y así será como recale, por primera vez, en el Hotel Palacio Los Tulipanes.

1729.jpg
Cameron Brodie opt.jpg
Comprar